"Los poetas no son tan escrupulosos como tú. Saben lo útil que es la pasión cuando piensan en publicar. En nuestros días, un corazón roto da para muchas ediciones." (El Retrato de Dorian Gray. Oscar Wilde)



"Tu corazón es libre, ten el valor de hacerle caso" (Braveheart, el padre de William Wallace en uno de sus sueños)


- A Sophie tampoco le quedaba nada valioso aquel día por eso debía compartir - le da la caja - ¿¿me la prestarás de vez en cuando??
- ¿¿Me la das y me la quitas?? ¡¡Si la quieres de verdad juega y demuéstramelo!! ¿Capaz o incapaz?
- Capaz.

(Quiéreme si te atreves)


Vive como si fueras a morir mañana, aprende como si fueras a vivir para siempre...(Ghandi)





Recomiendo leer el Blog por categorías, que se encuentran en "Esto es lo que hay..." a la derecha del espacio... :)


Wild Ceci | Crea tu insignia


BLOG REGISTRADO
IBSN: Internet Blog Serial Number 2510-2308-8-1

Todo lo aquí escrito, dibujado y fotografíado es de mi autoría a no ser que se indique lo contrario, si deseas utilizarlo, sólo tienes que pedírmelo...y siempre haciendo referencia en su publicación al nombre de la autora, es decir, a MI nombre... XD

miércoles, 23 de junio de 2010

Asesinato con Premeditación

Crimen Pasional



Hacer añicos con las tijeras, las camisetas que me prestas.

Uno a uno, triturar tus recuerdos, que con rabia arrugo entre mis dedos.

Sacarte esos cristalinos ojos azules para no volver a perderme en su reflejo.

Graparte los lunares para evitar conciliar el sueño.

Coserte los labios, para no saborear tus besos.

Tragarme tu lengua, para no volver a escuchar tus secretos.

Arrancarte cabello a cabello para no extraviarme jugando con tu pelo.

Amputarte las manos para no apreciar tus caricias en mis brazos.

Congelarte en la nevera para no disfrutar el calor de tu cuerpo cuando a tu lado duermo.

Picarte los dientes para que tu sonrisa deje de ser reluciente.

Ponerte una soga en el cuello para que se me quiten las ganas de olerlo.

Enterrarte en la arena para difuminar tus gestos que en mi memoria retengo.

Comerte a mordiscos para ver si ya de una vez desapareces.

Quemarte por el sol, para que tu piel deje de ser transparente.

Punzarte el corazón, si no es mío, no es de nadie y quizá, pare de dolerme.

Y sobre el mármol se desborda tu sangre

Con mis lágrimas saladas se mezcla.

Mis pies coléricos en ella chapotean…



Y a pesar de todo…


¡Aún molesta, lloro, sufro!



Mierda, si yo ya morí, me mataste tú a mí.




No hay comentarios: