"Los poetas no son tan escrupulosos como tú. Saben lo útil que es la pasión cuando piensan en publicar. En nuestros días, un corazón roto da para muchas ediciones." (El Retrato de Dorian Gray. Oscar Wilde)



"Tu corazón es libre, ten el valor de hacerle caso" (Braveheart, el padre de William Wallace en uno de sus sueños)


- A Sophie tampoco le quedaba nada valioso aquel día por eso debía compartir - le da la caja - ¿¿me la prestarás de vez en cuando??
- ¿¿Me la das y me la quitas?? ¡¡Si la quieres de verdad juega y demuéstramelo!! ¿Capaz o incapaz?
- Capaz.

(Quiéreme si te atreves)


Vive como si fueras a morir mañana, aprende como si fueras a vivir para siempre...(Ghandi)





Recomiendo leer el Blog por categorías, que se encuentran en "Esto es lo que hay..." a la derecha del espacio... :)


Wild Ceci | Crea tu insignia


BLOG REGISTRADO
IBSN: Internet Blog Serial Number 2510-2308-8-1

Todo lo aquí escrito, dibujado y fotografíado es de mi autoría a no ser que se indique lo contrario, si deseas utilizarlo, sólo tienes que pedírmelo...y siempre haciendo referencia en su publicación al nombre de la autora, es decir, a MI nombre... XD

viernes, 20 de agosto de 2010

Regina...y su historia. (I)

Nota: Gracias a todos los nuevos lectores y por todos los comentarios recibidos, el día de ayer llegamos al récords de ello y creo que de visitas, empiezo una nueva sección "Regina", (hay quien conoce ya algo de ella ;) ) espero que os guste...













(In)segura de mi misma os digo que... (I)

Autoestima= Baja

Autoconcepto= Negativo

Inseguridad= Elevada

————————————————————————————————




Yo no nací insegura…ni con la autoestima baja…ni con un autoconcepto negativo. Todo esto se fue formando a base de circunstancias…(como a todos)

Nací morenita, delgadita, delgadísima, tan delgada que sólo se me veian ojos…a mi madre no le decian…”Qué niña tan bonita”…le decian…”Menudos ojazos tiene su niña…”...

Tan delgada que Natalia me pegaba patadas a la hora del recreo y me caia de espaldas, era larga, tan larga que era la segunda más alta de mi clase (Natalia era la primera,también era la más grande a lo ancho, era la versión femenina de Hulk en preescolar) y siempre me (nos) tocaba la última fila cuando haciamos las fotos anuales en el colegio.

A esas edades tuve mi primer enamorado, no recuerdo su nombre, pero su imagen la tengo grabada nítidamente en mi memoria…sus muestras de amor consistian en invitarme al columpio que habia en el patio arenoso del colegio, mientras el resto de alumnos jugaban al fútbol y el resto de las niñas saltaban a la comba, no nos sentábamos juntos en clase pero siempre me escribia mensajes breves en hojas de papel de cuadritos que saltaban de mano en mano bien dobladitas intentando preservar su contenido y yo tenia que contestar (no existian los móviles, pero él ya escribia sms…) si no lo hacia, ya se encargaba de echarme su regañina con su sonrisita pícara precoz en un niño de 5 o 6 años… “Regi, sabes que me tienes que responder los mensajes!,si no, me aburro”, evidentemente él siempre llevaba la iniciativa (me mal acostumbró), se comia la merienda que yo no me comia, éramos el perfecto tándem chico+chica...

...Pero... su mayor muestra de amor consistia en mantener a raya a esa amazona hulkiana de Natalia,sorprendente sobre todo cuando él media una cabeza menos que ella y era casi tan delgado como yo…, eso es lo que se llama verdadero valor, no lo hacia pegándole ni nada por el estilo..simplemente hacia de escudo de Regina…con sus brazos cruzados y su barbilla alzada, y el ceño fruncido, alternando miradas azabache de odio (Natalia) y amor (Regina)…a menudo jugábamos a ver quién ganaba en cardenales…habitualmente era él el vencedor, yo no lo entendía porque él faltaba a menudo a clase…Natalia me pegaba a mi más...

...Nunca supe el motivo de sus ausencias ,creo, y si lo supe, no lo recuerdo…ahora…lo intuyo...



13 comentarios:

Meme dijo...

Qué importa que te peguen si hay dolores más grandes y también satisfacciones mucho más grandes que hacen que olvides de dónde provenía el dolor.
Un cuento precioso, hecho de ojos.

José Alfonso dijo...

No sé... por ahora, la cuestión es indescifrable. Si me pongo en el pellejo de él, tal vez yo fuese medio niña, qué ilusión, y odiaría a mamá por no dejarme ir al cole, me necesitaba; estaba enferma, mi padre un borrachín a quien le gustaba el boxeo, yo -hijo único/a-tenía que hacerle la colada, fregar los platos, maldita sea, coler la leche y después, rascar la cacerola, para desastre de mis uñas rosa.

¡Era sólo una posibilidad, jo...!

José Alfonso dijo...

cocer la leche. Era cocer.

Ceci dijo...

MEME, pues si, tienes razón, hay donde refugiarse en ese tipo de satisfacción, me alegro de que te parezca precioso el cuentecillo :D

JOSÉ ALFONSO: Interesante comentario el tuyo... también tenemos a las niñas que hacen de mamás desde muy corta edad...

maray dijo...

tambien fui delgada demasiado en mi niñez. Si fuera hoy estaria de moda, sin duda! Pero me acuerdo con horror la cantidad de comida que mi madre me hacia: papas y mas papas, avena, massas, todo pra que engordara un poquito. Creo que mamá siempre se sentió "menos" madre por tener una hija tan delgada, como es loco nuestro mundo!

un abrazo desde san pablo, brasil

José Alfonso dijo...

Ya lo tienes, Ceci, el blog me la jugó.
Un beso.

Ceci dijo...

MARAY: Por qué los niños son más hermosos regordetes y de mayores, si eres regordete ya no eres tan bonito?eh?eh?eh? Un Mad Mundo el nuestro... Bienvenida! desde Brasil, nada más y nada menos ;)


JOSÉ ALFONSO: Leido y comentado está :D Gracias por revisarlo ;)

Adolfo Payés dijo...

Fluyen las palabras en tus letras, tu relato me hizo acordarme del tiempo.. sobre todo la vida, efímera del amor...

Bello escribes..



Un abrazo
Saludos fraternos...

Que disfrutes un buen fin de semana..

cedequack dijo...

Yo tuve una historia de amor de pequeño a los 4 años que recuerdo aún, Laura y yo inseparables.

rubo dijo...

Una historia entrañable, con todo el sabor de las inocentes anécdotas de la infancia.
Como diría el Rey, me llena de orgullo y satisfacción leerte.
Un beso.

Ceci dijo...

ADOLFO PAYÉS: Si, la vida, efimerísima.... recuerda a nuestro pasado yo creo...a mi me transporta a él desde luego. Muchas gracias y que tú también disfrutes muy mucho más. :D Un abrazote.

CEDEQUACK: Pues cuéntamela!!!!!


RUBO: Si, ¿no?, entrañable es, dura también. A mi me llena de orgullo y satisfacción leerte a tí también. :D

lemaki dijo...

La infancia nos marca o nos deja huellas que configuran nuestro presente, cómo somos.
También tuve ciertas experiencias negativas con otras niñas, al fin y al cabo, el colegio es como una pequeña sociedad, donde hay líderes manipulodores, amigas que te estiman, niños/as interesados que solo quieren algo de ti, maestros que se preocupan por ti puesto que les gusta lo que hacen y otros, desilusionados que solo desean que termine la jornada por tanto, el trato hacia sus alumnos es igual de desangelado y frío...
todo esto hace que nos preparemos para el gran espectáculo.

Buenas palabras que llevan a pensar en qué fuimos y en qué nos hemos convertido.

saludos.

Ceci dijo...

LEMAKI: Experiencias que por buenas o malas, te hacen crecer, hay que olvidas y hay que jamás, con el tiempo las adornas o no,pero la base sigue ahí...

Me alegro que el pequeño relato de qué pensar, eso significa, que tiene sentido haberlo escrito.