"Los poetas no son tan escrupulosos como tú. Saben lo útil que es la pasión cuando piensan en publicar. En nuestros días, un corazón roto da para muchas ediciones." (El Retrato de Dorian Gray. Oscar Wilde)



"Tu corazón es libre, ten el valor de hacerle caso" (Braveheart, el padre de William Wallace en uno de sus sueños)


- A Sophie tampoco le quedaba nada valioso aquel día por eso debía compartir - le da la caja - ¿¿me la prestarás de vez en cuando??
- ¿¿Me la das y me la quitas?? ¡¡Si la quieres de verdad juega y demuéstramelo!! ¿Capaz o incapaz?
- Capaz.

(Quiéreme si te atreves)


Vive como si fueras a morir mañana, aprende como si fueras a vivir para siempre...(Ghandi)





Recomiendo leer el Blog por categorías, que se encuentran en "Esto es lo que hay..." a la derecha del espacio... :)


Wild Ceci | Crea tu insignia


BLOG REGISTRADO
IBSN: Internet Blog Serial Number 2510-2308-8-1

Todo lo aquí escrito, dibujado y fotografíado es de mi autoría a no ser que se indique lo contrario, si deseas utilizarlo, sólo tienes que pedírmelo...y siempre haciendo referencia en su publicación al nombre de la autora, es decir, a MI nombre... XD

domingo, 19 de septiembre de 2010

La historia de Regina (IV)

La primera vez que Regina sale a la luz...(para leer los anteriores capítulos, podéis hacerlo entrando en la categoría "Regina")

Fue aquel verano en Sierra de Cazorla. El 31 de Diciembre haría 12 años, así que en realidad, tenía tan sólo 11, creo recordar que era técnicamente la más pequeña de todo el campamento, y sin embargo una de las más altas.

Mis padres habían decidido que su primogénita tenia que aprender inglés cuanto antes de la mejor manera posible (y resultado consiguieron, doy fe de ello…), así que en vez de llevarme a un campamento de aventuras con las amigas del pueblo o del colegio, decidieron sustituirlo por un campamento de inglés, donde todo era desconocido, la primera vez que salía de mi protector entorno, niños nuevos con los que jugar, nuevos adultos a los que obedecer, las camas en litera (nunca había dormido en litera, me hizo muchísima ilusión), habitaciones compartidas con otras 11 chicas, 4 horas de inglés de lunes a viernes (¡¡¡4 horas de inglés en plenas vacaciones!!!), dejaba a mis muñecas y videoconsolas en mi ciudad y los sustituía por todo lo mencionado y algunos juegos aventureros, bailes semanales, manualidades (aprendí a hacer máscaras, antifaces, etc, de escayola que ya quisieran en los Carnavales de Venecia) travesuras, escapadas nocturnas (ya empezaba) e historias de terror en medio del bosque, aprendí a montar a caballo y a jugar al béisbol. En fin, todo muy activo y entretenido a pesar de las horas lectivas de anglosajona lengua.

El Vasco. Muy alto, moreno, delgado y ya bien formado y desarrollado para sus recientes 14 años, de pelo oscuro y ojos más negros, sonrisa profident y aspecto bien masculino. Era el chico más deseado por las chicas, cuando yo apenas seguía pensando en barbies, playmobil y Mario Bross, en mis patines de línea y cuatro ruedas y en lo que me gusta el chocolate, entre mis compañeras de habitación de 12 a 14 años, ¡¡¡ya había quien se había dado un beso!!!, ¡incluso con lengua! y ¡¡¡quien se había dejado tocar por debajo de la camiseta!!!, donde yo inconscientemente empezaba a desarrollar atractivamente. Aunque se supusiera que debía escuchar sus historias libidinosas con suma expectación, lo hacia con absoluto desinterés, al contrario que las historias de terror de El Vasco a las tantas de madrugada, cuando un grupo nos escapábamos para vernos por lo emocionante de lo prohibido y lo divertido de lo terrorífico.

Una tarde, estábamos todos en la piscina en un stand by, haciendo bombas, jugando a las cartas, charlando, innovando juegos, nadando, haciéndonos ahogadillas, y de repente recuerdo que me olvidé algo en mi aula, y que luego no podría entrar porque cerrarían con llave. Así que sin mediar palabra, nunca fui de dar explicaciones, me coloqué mis chanclas y mi camiseta blanca sobre mi bañador empapado y me marché…Mientras El Vasco, me perseguía silencioso, sin prisa, pero sin pausa, sin yo ser conocedora de sus pasos a mi espalda. A El Vasco le encantaba jugar al fútbol, contarme historias de terror, enseñarme a pegar la bola con el bate de béisbol y venir conmigo a caballo, se sentaba siempre frente a mí para desayunar, almorzar y cenar y siempre se comía el postre antes que el resto de la bandeja. Era un nuevo amigo, porque él eligió ser mi amigo. De nuevo otro chico mal acostumbrándome, tomando él la iniciativa. Y al salir del aula, veo que se encuentra bajo las escaleras que segundos antes había subido rauda, pero mi mente seguía en mi mundo multicolor, donde mi mayor problema era olvidarme algo en algún lugar, nací despistada…me acerco a él y nos disponemos a regresar a la piscina, o al menos yo me dispongo a ello…

El Vasco: “Re, ¿quieres salir conmigo?

Yo ni siquiera entendía esa frase…o quizá no la quise entender…o ni siquiera la oí bien y mi recuerdo la ha transformado así

Regina: “Venga, regresemos a la piscina”

Caminamos silenciosos hacia la piscina, él se sentó a hablar con los chicos y yo donde las chicas y no hablamos más en toda la tarde, cuestión que me extrañó e hizo sentir incómoda, no era natural, siempre estaba dirigiéndose a mí, preguntándome opiniones, o mostrándome sus ocurrencias.

Después de mi ducha llego a la habitación de 12 literas donde se encontraban unas…30 niñas…

Niñas: “Reeeeee, ¿pero cómo haces eso???

Niñas: “Regina, pero… ¿cómo se te ocurre???

Regina: ¿De qué habláis? (sorprendida con tal expectación)

Niñas: Rechazar a El Vasco… ¡con lo guapo que es!

Regina: ¿Cómo? (Ya algo aturdida)

Una niña: Si, Paquito nos lo ha contado, aunque ya se ve que tu eres así, como muy reservada, pero aquí, la noticias vuelan, Paquito nos ha contado que El Vasco cuando regresasteis ambos a la piscina, vino medio rabioso, medio triste, todos creíamos que os habíais ido a besar o algo así…

Regina: ¿A be-sar? (Más pasmada, aún, si cabe)

Niñas: si, Re, creíamos eso, os veíamos tan amigos…pensábamos que él te gustaba, si no, por qué tanto tiempo juntos

Regina: Porque se hizo mi amigo…

Niñas: Baaah (Desprecio absoluto a mi comentario…)

Una niña continúa: Pues eso, que Paquito dijo que El Vasco fue a pedirte salir y tu le rechazaste, que te dijo “¿quieres salir conmigo?” y tu le dijiste “volvamos a la piscina”, le rompiste el corazón, Regina, se lo partiste en trocitos minúsculos y los pisoteaste…

Regina pone cara de impericia

Otra niña: Regina tu estás tonta, deberías haberle dicho que sí, es guapísimo…a ver si ahora con tu rechazo le pide a otra y hay alguna con suerte.

Yo confundida, acepté los hechos, todo me vino sin más, ni siquiera me enteré que rechacé a alguien, y ciertamente le debí romper el corazón o el orgullo, porque, los días posteriores, seguía sentándose frente a mí, pero ya no me hablaba ni cuidaba tanto, no le pidió salir a nadie más, ni yo le propuse hablar de nada, no sabía ni qué había que hablar, al marcharnos del campamento, nos dimos un cariñoso y largo abrazo y las direcciones para escribirnos, yo nunca le escribí, él a mí, tampoco.

Hizo borrón y cuenta nueva.

Y yo, empecé a …¿madurar?

19 comentarios:

NINA dijo...

Sabrás vos! Empezaste?
Maduraste?

Pobre chiquillo....

Y pobre vos! Los besos que tas perdido!

cleopatra dijo...

Ahhh Ceci...me hiciste acordar a lo que fuí, soy y seré.

Nunca, pero nunca, entiendo lo que me dicen cuando han querido salir conmigo y lo más trágico es que parezco lista.

Pero no lo soy :(

Besazos

Juan Gato dijo...

jajaja "vamos a la piscina"
"¿Que quieres hacer?"
Sigues siendo directa,practica,inquieta!!!y no cambies!!!

Voy de anónimo. Tengo cita en psiquiatría... dijo...

Si, carinyet, ambas fotografías son mías. También yo, de pequeñajo iba de acampadas, tuve mi primer "rollete" en una de ellas, y jugaba con play-mobils. Jamás atiné a derribar un marcianito en una pantalla, me crié entre futbolines y mesas de ping-pong.

¡Pongggggg, un beso de rebote!

Raúl Peñaloza dijo...

¿Cómo será la cara de impericia de Regina? Sería genial fotografiarla, ¿no?

vengatriz dijo...

Pifiazos de esos tb he cometido, sí... es que me suele pasar que no me creo lo que me están diciendo o me parece no entenderlo... la intuición femenina no es tan buena como la pintan, o será que es mejor en referencia a los demás que a nosotras mismas. ¡Saludos!

Ceci dijo...

NINA: Creo que no, jejeje...nunca me arrepenti de los besos que di y ahora dispongo de los mejores besos del mundo :)

CLEO: Si, veo que nos parecemos b bastante,jaja Se llama ser despistadas,jajaja

GATO:Tu, es que me ves con unos incríbles felinos ojos... :D

JOSÉ ALFONSO: Yo también fui una niña de videojuegos y se me da de vicio aún XD

RAÚL: Quizá algún día XD

VENGATRIZ: Diria que somos almas gemelas a veces,jaja

Diego dijo...

Que bonito...

Me dan ganas de tener 14 años, y ser otra vez tan inocente...

Ceci dijo...

DIEGO, gracias por venir!!!!a mí también, añoro esos años a veces :D

lemaki dijo...

Si, tal vez ése fuera el inicio o el comienzo, en asuntos amorosos. Todos hemos tenido experiencias de este tipo, en el que no sabes cómo tratar al otro en determinadas ocasiones; a mi (con catorce/quince años) me gustaba mucho un chico y después de este tiempo, alguna vez he llegado a la conclusión que yo también le gustaba algo, pero ni él ni yo, nos decidimos a dar un primer paso, se quedó en eso: miradas, sonrisas, sentirnos cómodos uno con otro pero ya está.

Me agradó mucho esta lectura.

saludos.

AdP dijo...

Sí, en algunas ocasiones se echa en falta un manual de instruciones. De todos modos, parece que sólo era un amiguete...

En fin, que tu entrada me ha hecho recordar cosas parecidas que me sucedieron (risas).

Saludos.

lady baires dijo...

Recuerdo muy bien la historia con El Vasco y muy especialmente a Regina!!
besos

Ceci dijo...

LEMAKI: Matizo, el inicio del comienzo de asuntos amorosos desastrosos, la pobre Regina es así ;) Me alegro de que te agrade porque yo estoy realmente disfrutando escribiendo esto y para mí es una historia especial... mi favorita, curioso, es la menos leida y comentada,jeje

ADP: Pudo haber sido un primer amor de verano ;) Me alegro trasladarte a recuerdos seguramente entrañables!Gracias por tus palabras!:D

LADY BAIRES: Yo sé que tu le tienes un aprecio especial,jeje continuaré con ello aqui de modo cronológico. ;)

Raúl Peñaloza dijo...

Algún día es un no, un tal vez?

Ceci dijo...

Raúl, es un sí sin fecha.

Alexis Rott dijo...

jaja, yo creo que si, creo que empezaste a madurar, de hehco al rchazarlo, no le rompiste el corazon solo el orgullo
digamsoq eu inconcientemente y sin razon aparente le diste un golpe de realidad
que acveces no lo puede tener todo con solo ser lindo

un saludo ceci, buena historia!!

NÚRIA dijo...

Ejeje tu vasco se parece a mi madrileño ( de Getafe ) ambos con 14 fuimos "novietes" en el pueblo de mi mami...y cuando empezamos a salir y me dijo: quieres rollo? Tb tuve k intuir k era eso...y como era viernes y yo me iba a BCN el lunes siguiente...ejeje...le dije k mejor al año siguiente...eso sí, nos carteamos durante todo ese año y al año siguiente ahí estqaba el chaval volviéndome a pedir para salir...y al año siguiente...

Tu maduraste??? XD...por k yo todavía no lo he hecho ;) Soy Carpe-diem del Simpulso-blog...Y menos en el calzado al menos en el tema muñecas sí tuvimos siempre las mismas mi hermana y yo ;)Me sentí identificada con tu comment...ahora lo miro desde la perspectiva de los años pero entonces era un "coñazo"...Saludets...

Juan Antonio dijo...

Qué bonito, Ceci.

Ceci dijo...

ALEXIS; muy bien eso de "a veces no lo puedes tener todo con ser lindo", jaja pero sólo a veces, ¿eh? :P jajaja

NÚRIA: Hola, bienvenida a mi rinconcito!!!!!!!!!!!:DDDD jeje... mira, al menos tu chico volvió cada verano, eso es un amor de verano de verdad y los demás tonterias,jaja Si,yo también lo miro con la perspectiva de los años y cuento las anécdotas con humor,pero en aquel entonces era un puro disgusto,jeje he echado un ojo a tu blog de muñecas, es muy original!!!:D Un abrazo y nos leemos, yo te sigo ;)

JUAN ANTONIO: ¿Te parece? ¡¡MUCHAS GRACIAS!!!